EU - ES

Ocho meses después del oro

Sara Iparragirre y María Erauncetamurguil se medirán este próximo sábado (Maloste, 19.00 horas) a Itziar Ariztimuño, base del Lointek Gernika Bizkaia, con la que compartieron el oro conseguido por la selección española sub’20 en el Europeo de la categoría el pasado verano. Fue el pasado 15 de julio con el triunfo en la final ante Serbia por 69-50. Han pasado algo más de ocho meses de aquel día y en este tiempo las jugadoras del IDK Gipuzkoa han dado un paso más tanto en el equipo como en la Liga Dia.

Jugar contra Itzi siempre es bonito porque nos llevamos muy bien y hemos vivido momentos muy bonitos juntas. Conseguir un oro es algo increíble y compartirlo con ella, con Sara y con Azu lo hizo mejor todavía”, comenta Erauncetamurguil: “Son experiencias importantes. Fue un mes entero, todas juntas, entrenando y jugando con el objetivo del oro… Fue una experiencia muy buena”.

Será bonito ver otra vez a Itzi, la pena es que esté enfrente”, dice Iparragirre: “Tenemos un recuerdo muy bonito. El oro fue el broche a nuestros años en selecciones”. Y es que las dos jugadoras guipuzcoanas -nacidas en 1998- poseen un amplio palmarés en Europeos de categorías inferiores: la escolta tiene un bronce sub’16, una plata sub’18 y el citado oro sub’20, mientras que la ala-pívot tiene la plata sub’18 y el oro sub’20 (no pudo tomar parte en el Europeo sub’16 por lesión). Además, ambas disputaron en el verano de 2017 el Mundial sub’19, en el que España fue octava.

Además de coleccionar éxitos en torneos internacionales, Sara y María llevan ya cinco temporadas a las órdenes de Azu Muguruza y acumulan 83 partidos en la Liga Dia con el IDK Gipuzkoa. Pero ha sido este curso en el que han exhibido una mayor progresión, entrando habitualmente en la rotación y teniendo un mayor protagonismo en los partidos. María Erauncetamurguil suma 342 minutos entre Liga Dia y Copa, y Sara Iparragirre ha estado en cancha 244 minutos.

Este año he dado un paso más y estoy contenta, pero sé que me quedan muchos pasos por dar y por eso quiero seguir trabajando y mejorando”, comenta la ala-pívot donostiarra, consciente de que el nivel de la liga ha subido: “Sí, cada vez es más difícil. Hay más jugadoras extranjeras y es complicado entrar para las jóvenes”. De la misma opinión es la escolta oriotarra: “El nivel es muy alto, físicamente se nota mucho y es importante tener una mentalidad fuerte porque la exigencia es alta. Tanto María como yo estamos entrando en la rotación y cogiendo experiencia, así que espero ir a más cada año”.

Ganas de revancha”

El derbi de este sábado en Maloste llega tras el duelo copero mantenido en Vitoria, en el que se impuso el Lointek Gernika Bizkaia. “Sí que tenemos ganas de revancha. Courtney Williams nos metió muchos puntos, a ver si ahora la podemos parar”, espera María. “Hay que tratar de cambiar su juego. Ahora conocemos mejor a Williams, vamos a intentar pararla y hacer un partido mejor”, añade Sara.

Además, el partido supone una preparación muy buena de cara al play-off, teniendo en cuenta además que el conjunto vizcaino puede ser el rival en la eliminatoria de cuartos de final. “Queremos hacerlo bien y llegar al play-off con las mejores sensaciones posibles. Tenemos que trabajar bien durante la semana y jugar un buen partido este sábado y después en Girona en la última jornada de la liga regular para llegar bien al play-off”, aseguran.