EU - ES

Otro duro rival para cerrar 2018

Sin apenas tiempo para descansar después de su inolvidable triunfo del jueves contra el Gernika Bizkaia, el IDK Gipuzkoa cierra el año 2018 con otro partido grande, ya que recibe mañana domingo, día 30, en el Gasca (18.00 horas) al Spar Citylift Girona. El equipo de Azu Muguruza alcanza este partido situado en sexta posición con un balance de 8-4, mientras que el conjunto catalán es colíder con 11-1.

El equipo está muy satisfecho por la victoria conseguida en el derbi gracias a una fantástica actuación coral de todas las jugadoras, que supieron sobreponerse a la baja de Lyndra Weaver, pero es consciente de que este domingo tendrá que mejorar incluso su rendimiento si quiere tener opciones frente a un rival que aspira a todos los títulos. Mantener el alto nivel defensivo y volver a repartir la responsabilidad en ataque serán las claves para plantar cara al Spar Citylift Girona, en un choque que se prevé muy físico. Están convocadas: Iva Brkic, Lara González, Iulene Olabarria, Sara Iparragirre, Onintza Aduriz, Ellen Nystrom, María Erauncetamurguil, Toch Sarr, Vivi Pierre-Louis y la júnior Ane Esnal.

El Spar Citylift Girona es colíder de la Liga Dia y, con diferencia, el equipo más anotador de la competición con una media de 81,75 puntos a favor por encuentro. Será, por tanto, una prueba más que exigente para la defensa del IDK Gipuzkoa, que recibe 60,4 puntos por jornada. Eric Surís maneja una plantilla de muchísima calidad, en la que destacan jugadoras como Eshaya Murphy (17,3 puntos por partido), Keisha Hampton (15,3 puntos y 6,4 rebotes), la ex del IDK Gipuzkoa Nadia Colhado (11,6 puntos, 6,8 rebotes), Roso Buch (10,3 puntos) o las dos bases, que dirigen con maestría al equipo, Nuria Martínez (8,3 puntos y 3,8 rebotes) y Laia Palau (6,3 asistencias).

Parte médico Lyndra Weaver

Lyndra Weaver volverá a ser baja mañana contra el Spar Citylift Girona. La jugadora del IDK Gipuzkoa se lesionó el día 22 en el partido contra el Perfumerías Avenida y sufre en el aductor de su pierna derecha una “lesión tipo 2 del músculo semimembranoso derecho con pequeña rotura miitendinosa central”, según las pruebas médicas a las que se ha sometido en los últimos días. El tiempo previsto de recuperación es de al menos tres semanas. Por tanto, la ala-pívot estadounidense tampoco jugará el primer partido de 2019, contra el Embutidos Pajariel Bembibre el 5 de enero en el Gasca, y a partir de ahí su incorporación al equipo dependerá de su evolución.