EU - ES

«Tenemos que recuperar la confianza»

Azu Muguruza ha hecho esta mañana en el Gasca, antes de comenzar la semana de entrenamientos, un repaso a la situación del IDK Gipuzkoa, que no atraviesa un buen momento después de haber ganado solo un partido en lo que va de segunda vuelta. “El equipo está un poco sin vida, no cree en lo que hace, no tiene confianza. Desde que hubo lesiones y enfermedades, es como si las jugadoras hubieran perdido ese querer ganar, algo necesario en una liga como esta. Hace unas semanas lo comenté con ellas y estaban de acuerdo, pero ahora no es cuestión de hablar sino de poner remedio, ver lo que necesitan las jugadoras para tener esa confianza y esas ganas de ganar, para volver a ser un equipo. Esa es la labor ahora, recuperar esa sensación de tener un equipo en el campo”.

Azu Muguruza cree que es una cuestión de “confianza”: “Contra el Sant Adriá hicimos un partidazo, pero en un partido que se te pone de cara pronto es más fácil, esto se nota más cuando el partido está trabado, cuando te está costando, cuando tienes que dar ese punto más de mentalidad para ganar. El otro día (contra el Nissan Al-Qázeres Extremadura) el inicio fue bueno, pero en cuanto fallamos situaciones claras después de mover bien el balón, empezamos a hacer fallos defensivos que no son habituales en nosotras y el equipo pierde la confianza. En el descanso les decía que ponen más en los entrenamientos que lo que estaban poniendo en el partido”.

No es falta de actitud, pero sí de cabeza. Hay que ser más duros porque hay momentos en los que no salen bien las cosas. Son esos momentos cuando un equipo dice: Vamos a seguir, a defender, a pasar este momento malo. Pero si no confías, no puedes. Pienso que en la primera vuelta, en esos finales de partido ajustados, el equipo estaba con mucha confianza y fuerza, simplemente es recuperar eso”, ha añadido Azu.

La entrenadora donostiarra cree que hay tiempo para dar la vuelta a este momento: “Queda mucha temporada. No me gusta ver a mi equipo así, quiero ver un equipo fuerte y que transmita. Me gustaría que seamos capaces de volver a ser nosotras y jugar como sabemos. El ejemplo es el partido contra el Gernika en casa, los que jugamos en Cáceres o Lugo… días en los que el equipo se crecía. Hay que recuperar eso. Yo creo que sí hay mimbres, pero hay jugadoras que por lo que sea están pasando un momento bajo de juego y lo estamos acusando”.

El próximo partido es este sábado en la cancha del Cadí La Seu: “Es una de las salidas más complicadas. Si vamos y el equipo está como tiene que estar y juega como sabe, el objetivo estará cumplido. A partir de ahí, intentar ir para arriba”.