EU - ES

«Calma y trabajo»

La entrenadora Azu Muguruza y Toch Sarr, una de las veteranas de la plantilla, han hablado esta mañana ante los medios de comunicación después de las derrotas iniciales contra el Quesos El Pastor y el Nissan Al-Qázeres Extremadura. Ambas consideran que la mantener la tranquilidad e insistir en el trabajo diario es la receta para conseguir cuanto antes la primera victoria y dar la vuelta al mal inicio de curso.

«Los dos partidos han sido de un perfil parecido. El equipo sale al campo tranquilo, con ganas de hacer las cosas que hemos trabajado y hasta el descanso tenemos buenos minutos con ratos ofensivamente muy buenos y con acierto. Pero es verdad que llega un momento del partido en el que el equipo se bloquea, deja de jugar lo que habíamos trabajado, le entra ansiedad y empezamos a hacer tiros precipitados que se fallan y crean más inseguridad. Ahí es donde nos ponemos nerviosas», analiza Azu Muguruza, que quiere «quitar ansiedad» a sus jugadoras: «Hay que quitar esa ansiedad de querer ganar por la vía rápida. Hay que convencer a las jugadoras de que si están concentradas, hacen su juego y están todas juntas, se puede ganar. No podemos recurrir a resolver las cosas individualmente, sino seguir haciendo las cosas colectivamente como en los inicios de partido».

Azu considera que «hay capacidad» en el equipo para dar la vuelta a la situación, pero pide mantener el nivel a lo largo de todo el encuentro: «Hay mucha igualdad en la Liga Femenina y si no estás bien el otro equipo da un paso adelante. Hay que conseguir que todo el mundo durante los 40 minutos esté al mejor nivel. Son apagones en momentos puntuales y es algo que no te puedes permitir. Hay que estar al 100% y hay momentos que nos meten dos o tres canastas seguidas y el equipo se desdibuja, no nos colocamos bien en la cancha y se crean momentos de caos. Es eso sobre lo que hay que trabajar. Si un partido se pone peor, hay que ser capaz de seguir jugando, confiar y ser duras para afrontar esos minutos complicados».

El IDK Gipuzkoa ya ha vivido inicios de temporada con derrotas: «Siempre gusta empezar bien, pero ya hemos tenido años así antes. Hay que ocuparse y ponerse a la tarea, no alarmarse. Siempre cuesta acoplar un equipo nuevo, pero tenemos gente que conoce la liga y tenemos que mostrar ahí un poco más de experiencia. Es normal que como equipo no seas tan bloque, pero podríamos dar ahí un poco más individualmente».

Toch Sarr, por su parte, reconoce que el vestuario está «cabreado»: «Hemos salido muy bien en los dos partidos, pero los hemos perdido y duele. Hay que seguir trabajando. No acabamos de hacerlo bien en los dos últimos cuartos, ya nos pasó en pretemporada. Hay que trabajar para controlar esto y ganar. Nos damos cuenta en la cancha. Nos está costando terminar bien los partidos, por eso hay que seguir trabajando».

La pívot senegalesa sabe que la única receta es entrenar. Además, está convencida de la valía de la plantilla: «La liga es larga. Ganar pronto el primer partido sería importante porque nos dará confianza. Somos buenas jugadoras, ahora hay que poner bien las piezas. La clave es trabajar, trabajar y trabajar, y llegaremos a lo que queremos. Calma y trabajo, esto no es como empieza sino como acaba. La victoria llegará, son solo dos partidos, por falta de jugadoras no es. Somos buenas jugadoras».