EU - ES

Mariam Coulibaly, poderío físico para el juego interior

Mariam Coulibaly, pívot de 192 centímetros de altura y 22 años (nació el 7 de octubre de 1997 en Mali), es el cuarto fichaje del IDK Euskotren de cara a la temporada 2020-21, con lo que la plantilla que competirá en la próxima Liga Femenina Endesa queda configurada con diez jugadoras: Lara González, Joyce Cousseins-Smith, Ane Esnal, Laura García, Mehryn Kraker, María Erauncetamurguil, Julia Gladkova, Toch Sarr, Meiya Tirera y Mariam Coulibaly.

La maliense es una jugadora que impone su físico en la zona y que posee buena capacidad para rebotear y anotar, tal y como ha demostrado ya en la Liga Femenina Endesa: las temporadas 2015-16 y 2016-17 las disputó con el Spar Gran Canaria y las 2017-18 y 2018-19 con el Snatt’s Femení Sant Adriá. En su último curso en el conjunto catalán tuvo unos espectaculares promedios de 12,4 puntos y 10,9 rebotes por encuentro. Esta pasada campaña ha jugado en el Landerneau francés, con el que ha hecho unas medias de 8,7 puntos y 5,7 rebotes y ha sido cuarta en la liga. Además, es internacional absoluta con Mali.

Tras su experiencia en Francia, Mariam Coulibaly vuelve a la Liga Femenina Endesa, un paso que da de la mano del IDK Euskotren: “La liga francesa también tiene mucho nivel, pero me llamó el IDK Euskotren porque les hacía falta una jugadora interior de mis características y me he decidido a fichar, estoy contenta”, comenta la pívot africana desde su país, donde está “entrenando en el gimnasio y en la cancha” para ponerse a punto de cara a la próxima campaña.